Tu sitio web te esta haciendo perder mucho dinero

Muchas empresas saben que tener un sitio web es indispensable para tener una presencia en línea. Sin embargo no es suficiente contar con cualquier cosa para poder pasar el requisito.

En primera instancia, sí, un sitio web sirve para que tengas presencia en línea, pero sobre todo considera que tu sitio web es el centro de tu estrategia de marketing digital. 

Tu sitio web es mucho más que eso. Considera todas las ventajas: Desde tu sitio puedes medir el tráfico de visitas, medir las conversiones, las personas en cada paso de tu embudo de ventas, de donde viene cada visita para analizar cual otro canal es más efectivo y así, tomar mejores decisiones para crecer tu marca, ganarte la confianza de las personas y generar más ventas. 

Pero, ¿qué pasa cuando no mides ninguna de estas cosas?

El simple hecho de tener un sitio web te cuesta de entrada hosting,  el dominio y el costo del diseño y desarrollo del mismo, pero sobre todo donde pierdes más dinero es en que no tienes ningún beneficio más que existir en internet.  

¿Has considerado que un sitio web te esta costando mucho dinero?

¿Qué hace a un sitio web mejor que otro?

Considera cada uno de estos factores negativos que restan puntos a tu sitio web y te hacen perder dinero y la confianza de tus clientes en Internet.

1. Diseñar tu sitio web sin un objetivo claro.

Te has preguntado : ¿Qué es lo que quieres que hagan las personas en tu sitio o para que lo estás haciendo?

Bueno, todo debe de ir encaminado a eso. Un buen ejemplo son las landing pages.

Se usan mucho en campañas de Google ads y todas tienen un objetivo bien claro: Obtener los datos del cliente potencial, vender, afiliar a las personas a alguna membresía, etc. 

El diseño y la posición de cada elemento debe guiar al usuario a completar la acción, si todo se ve muy revuelto y confuso nadie va a navegar por tu sitio. 

No solo te conviene porque encaminas una intención que quieres lograr, también le ayudas al cliente a pensar por donde debe de leer y a que cosa le debe de dar clic, en otras palabras, le facilitas su trabajo y haces que se quede más tiempo leyendo tu sitio.

2. No escribir como a los usuarios les gusta leer

Cuando buscas una respuesta en Google prefieres que te la digan en 3 o 4 líneas porque buscas una información en concreto, no todo lo que la humanidad sabe acerca del tema. 

Todas las clases de búsquedas existen en línea, para saber que buscan tus clientes primero debes definir tu objetivo porque ahí se define también el tipo de cliente y la clase de respuesta que espera.

¿Es alguien al que le guste informarse por completo y le guste las lecturas de más de un minuto o es una persona que prefiere una respuesta concisa y que en 4 líneas le resumas todo lo que debe de saber para tomar la decisión?

Acomodar en tu sitio web cada información, botón e imagen es lo que le dará una lectura amena y justo la lectura que a tu cliente ideal le agrada hacer.

3. Mala calidad de elementos visuales e imágenes

Invertir en buenas fotografías vale la pena, más si son originales porque en ningún otro sitio web las vas a ver, aunque sean de temas parecidos. 

Una ilustración o una foto pixelada (de baja calidad) genera desconfianza en el sitio y sobre todo en tu marca. 

Tenemos una clara preferencia por las imágenes, nuestro cerebro procesa hasta 60 mil veces más rápido el tema de una foto que de algo escrito. En un mundo en donde existen miles de mensajes el tuyo debe de ser el primero que ellos comprendan y los convenzan. 

4. La velocidad no importa

El Internet  ha generado una cultura de gratificación instantánea. Si los usuarios dejan datos, las marcas regalan libros electrónicos, ofertas, códigos de promoción, etc. Toda estrategia de marketing debería de contemplar algo instantáneo que dar a los usuarios. 

La gratificación instantánea no solo la esperan al dejar su correo electrónico, cerca del 40% del tráfico de tu sitio espera que se cargue en menos de 3 segundos, si pasa más de 5 segundos el cliente piensa que es un sitio inseguro y por lo general lo abandona. 

Lo usuarios no son los únicos que se fijan en la velocidad de carga, los motores de búsqueda califican ese aspecto y si tarda varios segundos vas perdiendo lugar en las búsquedas orgánicas. 

Crea tu sitio web con desarrolladores profesionales que cuiden este aspecto y si mantenga tu sitio acelerado y actualizado. Existen muchas herramientas para medir la velocidad de tu sitio como Google Page Insights.

5. No contar con un  Sitio web responsivo

Con sitio responsivo nos referimos a que tenga un diseño ordenado tanto en computadoras como en tablets y celulares. 

Más del 50% de los usuarios dejan un sitio web rápido cuando no compagina el diseño con el celular y la verdad es que más de la mitad de las búsquedas se hacen desde el móvil. 

Si no apareces con un diseño e información en modo fácil de digerir y ver, de nada sirve que en una computadora de escritorio si se vea bien. 

Hoy en día mas del 50% del tráfico web que llega a tu sitio viene desde un teléfono inteligente. Es crítico que tu sitio web tenga versión móvil de lo contrario estas perdiendo ventas.

En Conclusión:

Cualquier cosa que haga que nuestros usuarios abandonen nuestro sitio pronto o no naveguen con total gusto y libertad hace a los negocios perder dinero y al paso del año se vuelve dudoso si conviene renovar o no el hosting y dominio. 

Los expertos consideran el sitio web como el centro de cualquier estrategia de marketing digital, y los negocios que así lo hacen son los que prosperan más rápido en línea. 

¡EMPIEZA YA!
-Revisa tu sitio, ¿tarda más de 5 segundos en cargar? Busca a un programador que te ayude a solucionarlo

– ¿Tu sitio tiene un objetivo en concreto? Si aún no, rediséñalo para que guíes a los usuarios lo que te conviene que hagan. 

contactanos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *