Hábitos que te hacen perder dinero, Habitos de finanzas personales

8 hábitos que roban tu dinero

hábitos que te roban dinero en finanzas personales

Blinda tus finanzas personales

Todos tenemos buenos y malos hábitos. Aunque la perfección nunca se alcanzará como seres humanos, si podemos buscar la excelencia en nuestros hábitos de finanzas personales, así como para tu negocio.

Los malos hábitos en cuanto a tu alimentación o ejercicio repercuten con el tiempo directamente en tu salud, bien dicen que si quieres tener una vejez saludable debes de cuidar a tu futuro anciano desde este momento. 

Sin embargo, los malos hábitos en cuanto al manejo de tu dinero se notan casi de inmediato: vives quincena tras quincena, debes dinero en el banco y solo te es posible dar el mínimo, tratas de estirar hasta el último centavo para que te alcance todas las necesidades básicas, trabajas demasiado y aún así dices que no te alcanza el dinero. 

¿Te identificaste?

Es un problema o queja muy común pero que se puede solucionar con pequeños cambios, uno a la vez y que, al cabo de unos meses puedas sentir tu billetera más próspera. 

El primer paso es identificar el problema, por eso te platicamos de los 8 hábitos que roban tu dinero:

1.- Pagar el mínimo en las tarjetas de crédito

Es la forma más común y fácil de endeudarse. Al pagar el mínimo en tus tarjetas de crédito solo estás cubriendo los gastos del banco, y aportando una pequeñísima parte al capital que pediste prestado. 

El mínimo siempre se ve tan fácil de cubrir y también tan fácil de llegar a la bancarrota si es lo único que pagas. 

Te recomendamos que solo cubras el mínimo en casos de emergencia, si acaso surge algún imprevisto. 

Es importante que conozcas el porcentaje de tu pago mínimo que se va a capital para que te sea fácil calcular los intereses que te producirá el resto.

Si llevas meses cubriendo solamente el mínimo acude a tu banca y busca una reestructuración de tu deuda. 

2.- Comer fuera de casa

Comer fuera es un lujo, aunque sabemos que es rico, fácil y cómodo, tu cartera sufre. 

Lo más común es encontrar comida chatarra o muy grasosa que no sabemos en realidad si fue preparada en condiciones de manejo de alimentos y limpieza óptimas. 

Aunque es posible encontrar comida saludable fuera de casa, por lo general esta al triple de lo que te costaría prepararla a ti. 

Para convencerte, te retamos a que por una semana no hagas ningún cambio en tus costumbres de que comer y de los lugares que visitas, pero guarda los tickets y has las cuentas.

Te sorprenderá todo lo que en la semana gastaste si todos los días comiste fuera una o dos veces al día.

3.- Invertir en el portafolio del vecino.

Lo que a tu vecino le conviene a ti no. 

Es muy común que las personas se dejen llevar por lo que su amigo les recomendó porque a ese amigo le está yendo de maravilla, pero hay muchos factores a considerar antes de invertir. 

 Primero que nada, es tu posición frente a la vida, es decir, si eres soltero, casado, en donde vives, cuál es tu estilo de vida, lo que ganas al mes, cuáles son tus gastos fijos, etc. 

Con ese simple inicio ya vas a obtener diferentes resultados de los de tu vecino o amigo porque la posición o el tiempo y estilo que viven son diferentes.  

Un ejemplo es una persona soltera que gana 20 mil pesos mensuales que de gastos fijos solo tiene 8 mil pesos entre renta, comida y gastos de transporte frente a un hombre casado con una hipoteca de casi 10 mil pesos mensuales con un hijo pequeño y ganando lo mismo. 

Ambos pueden ahorrar e invertir, pero ambos van a invertir cantidades muy diferentes en portafolios muy diferentes. Uno puede arriesgarse con inversiones que si dan más pero que igual son más inestables y el otro no porque su capacidad de ahorro es menor y busca algo que le de seguridad. 

Asesórate con expertos.

4.- No usar la palabra “NO”

Esto también golpea otras áreas de nuestras vidas como la emocional o la amorosa, pero en cuanto a nuestra cartera es lo equivalente a tener un hoyo. 

Los límites son necesarios en todos lados y en la economía lo único que produce el que no sepas decir no es que nunca tengas oportunidad de ahorrar y hasta batalles para cubrir los gastos básicos mensuales. 

5.- Financiarte con el empeño

El empeño puede tener una tasa de interés de hasta el 200%. 

Un consejo que te damos es que no inviertas en el negocio sin antes haber un negocio, con esto queremos decir que primero empieces a trabajar y a conseguir clientes, para generar dinero no necesitas dinero. 

Cuentas con habilidades, inteligencia y contactos que de seguro pueden ser tus primeros clientes, hoy en día empezar un negocio es más fácil en lo digital porque la inversión de entrada puede ser de cero. 

6.- No prevenir

Todo puede pasar. 

Claro, no estamos con un pensamiento negativo, al contrario, creemos que todo siempre se resolverá a nuestro favor, pero la frase “todo puede pasar” sigue siendo cierta. 

Creer que nunca te vas a enfermar, que nunca van a salir imprevistos y no prever te puede costar todos los ahorros que llevabas en ese momento. 

Los seguros en realidad son una inversión para que no te desfalques cuando necesites atención médica, reparar tu casa o arreglar tu carro por un choque. 

Un fondo de ahorro para imprevistos es ideal para tener seguridad.

7.- Hacer de las compras tu terapia

Se un consumidor consciente. 

Es posible ahorrar en cada gasto si sabes dónde y las cantidades a comprar. Usar las compras como terapia para sentirte mejor te llevará a la quiebra.

Hay muchas otras actividades que te conviene usar como terapia para dejar el gasto impulsivo de tu dinero.

8.-  Quejarte porque no tienes dinero

Aunque no es algo que podemos probar científicamente, la gratitud te hace más feliz, te da más paz y, además, te llena tu cartera. 

Quejarte solo te pone en un estado negativo y triste en donde es más difícil ser productivo y conectar con otras personas. 

En conclusión:

Para ser un emprendedor exitoso necesitas dominar tus finanzas personales. ¿Has escuchado de las personas que se han ganado la lotería y a los pocos años vuelven a ser pobres? Esto es por falta de conocimiento sobre administración del dinero. 

¡EMPIEZA YA!

-Identifica en cuál área estas fallando y mejora creando metas en tus finanzas personales asi como en tu negocio.

-Empieza de una en una y poco a poco para que te sea más fácil, con el tiempo verás los resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *