Crea un hábito en 21 días, Como crear buenos hábitos, desarrollar habitos productivos

Crea un hábito en 21 días.

crea un hábito en 21 días

Crear un hábito fomenta tu disciplina y paciencia. Cualidades necesarias para vivir de forma ordenada y al mismo tiempo conseguir los objetivos de tu empresa o negocio. Utiliza esta herramienta para crear un cambio positivo en tu rutina diaria. Estas decisiones influyen enormemente en tu humor, tus motivaciones y tu desempeño tanto personal como profesional.

Puedo asegurar que la mayoría de las personas han escuchado alguna vez acerca de crear un hábito en 21 días. Ya sea despertarse a las 5 am, empezar a comer sano o seguir una dieta, leer diario, lo que sea que uno desee alcanzar.

Pensamos mucho al momento de decidir comenzar un nuevo hábito, sabemos que es algo benéfico y que obtendrás resultados buenos, pero intentamos convencernos de que no tenemos el tiempo necesario o que existen otras prioridades. La verdad es: el tiempo pasa con o sin ti. El día de hoy pudiste haber terminado algo que mantienes en pausa por pensar que “no tienes tiempo” o por el miedo a los resultados, al cambio. Sea que tus metas sean desarrollar una habilidad de trabajo, un idioma o un régimen de ejercicio, requieres del desarrollo de hábitos.

Lo que se busca es que tus ideas cambien y adapten una nueva forma. El cerebro se ejercita con base a nuestras acciones y nuestra visión. Moldeamos nuestros hábitos de la forma en la que encajan en nuestra realidad, todo dependiendo de nuestra propia perspectiva.  Se dice que crear un hábito nuevo puede influir constantemente en otros patrones, inclusive en tus ideales y actitudes.

Y es cierto, una vez que aceptamos un nuevo modelo de vida o una nueva actividad, nuestra mente modifica algunos aspectos para tomar como real este nuevo hábito. Existe en nuestro día a día y por ende cambia aspectos en nosotros mismos para que pueda “vivir” y aplicarse de forma natural en nuestro día a día.

Existen hábitos nocivos que se logran en poco tiempo, menos de los 21 días, esto porque ofrecen una recompensa y satisfacción instantánea y a corto plazo. El tomar la decisión de agregar hábitos sanos en tu rutina diaria y seguir esa idea diariamente permite forjar tu disciplina y fomenta tu paciencia, logrando resultados más favorables aunque se tarde un poco más. Lo que vale la pena no siempre llega rápido y sencillo.

Te dejo algunos consejos para llevar en práctica el crear un hábito nuevo:

  • Necesitas tener la motivación para completar los 21 días. Es importante que elijas algo que se enfoque en tus objetivos y permita que tengas una idea positiva ante él. De tener una mentalidad negativa hacia el hábito deseado, es más probable que lo abandones o que lo sientas como una carga. 
  • Refuerza tus valores. Crear un hábito forja la disciplina y paciencia. Crea una rutina positiva y sana. No te des permiso de fallar durante un día con la excusa de que retomarás el patrón el día siguiente, lo más probable es que si te permites fallar un día, te lo permitirás de nuevo después. Para que tu mente capte por completo el hábito es importante realizarlo ininterrumpidamente, una vez que fallas pierdes la mayor parte del proceso, es como dejar una carrera a la mitad, desperdiciaste el camino que ya habías recorrido. El inicio siempre es lo más difícil. Durante el camino se irá convirtiendo en parte de ti.
  • No falles algún día. El primer día será muy extraño, inclusive puede sentirse pesado, pero a medida que continúes, se sentirá como algo más natural. Tu mente se va forjando y tu cuerpo lo toma como algo normal gracias a la repetición diaria.
  • El método de 21 días puede utilizarse también para eliminar malos hábitos, como pasar mucho tiempo en redes sociales, tomar refresco, dejar pendientes para el último momento. Todo depende de tus metas y lo que te ayudará a lograr tus objetivos. Agrega hábitos que consideres necesitas y elimina aquellos tóxicos o que te afecten de forma negativa.
  • Experimenta. Durante los 21 días decides si es un hábito ideal para tu vida o si es mejor intercambiarlo por uno nuevo. Es un periodo “corto” en donde puedes experimentar si es una actividad que te agrada o si no es algo que disfrutes, pero ya experimentaste. Ya puedes crear una opinión en base a resultados  y experiencia propia. 

En base a experimentos, el Dr. Maxwell Maltz notó que sus pacientes tomaban aproximadamente 21 días para cambiar una imagen mental y adaptarse a cambios físicos. 21 días en donde sus cerebros entendían y aceptaban lo nuevo. Así, nuestros hábitos toman fuerza ante nosotros y nuestra imagen cambia, agregándolo a nuestra rutina como algo propio después de 21 días interrumpidos. 

¡Empieza ya! / En conclusión

¿Qué hábitos pueden beneficia tu empresa?

  • Despertar temprano, aprovechar el día.
  • Revisar emails y redes sociales de forma rápida y por prioridades.
  • No permitas tener tiempos “vacíos”, mantente ocupado.
  • Si tienes oportunidad, avanza tus trabajos.

Permite comenzar con algún hábito que consideres sencillo y analiza lo que te aporta. Te darás cuenta que para adaptarte a un hábito positivo solo necesitabas un poco de tiempo, motivación, voluntad y disciplina. Aplicar esto te permitirá sentirte más capaz y más en control de tu vida. Vive los cambios y experimenta un cambio considerable gracias a pequeños pasos diarios que te llevarán al objetivo deseado. ¿Qué hábito crearás? Empieza tus 21 días hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *