5 evidencias que tu branding es poco profesional

5 senales que tu brading es poco profesional

5 señales de un branding POCO PROFESIONAL

De seguro existía una idea muy clara de qué y hacia donde querías llevar tu negocio y ahora tienes unos resultados que no sabes muy bien de donde salieron.

De hecho, puedes estar haciendo todo bien, llevando la administración de manera adecuada y desarrollando tu producto o servicio con calidad, pero tu eslabón débil resulta ser el marketing y branding.

No te preocupes, esto es muy común porque tal vez no eres experto en marketing, pero sí a lo que se dedica tu negocio, por eso, estas en el lugar acertado. 

¿Cómo sabes que algo anda mal en el área de marketing o diseño?

-No hay nuevos clientes

-Los nuevos clientes que obtienes es por recomendación de boca en boca solamente

-Tus redes sociales no tienen crecimiento ni interacción

-Las ventas no son lo que esperabas

¿Para qué quieres mejorar tu branding?

Muchas personas piensan que marketing de la marca es algo secundario, pero si le das la debida importancia puedes:

-Crear una base de seguidores y compradores leales.

-Construir una marca que perdure y rinda dividendos perpetuos

-Crear un legado con mensajes positivos para todos en general.

Si tienes alguno de estos problemas puede ser que tu branding presente al menos una de las siguientes fallas:

1) No hay consistencia de marca

Esto pasa muy seguido cuando no te sientes satisfecho con tu marca. Sientes que le quedaría mejor otro nombre, color, tipografía, mensaje, etc. 

Cambias cada día de opinión que tus mensajes son difíciles de identificar de dónde vienen, creando confusión a tu seguidor.

El problema de no tener consistencia en tu branding siempre proviene de no tener una estrategia.

Realizar un plan de negocios te permite ubicar de que trata tu proyecto y hacía que personas lo quieres dirigir. Sin embargo muchos planes de negocio solo se centran en temas de costos, ganancia y administración y no en marketing y posicionamiento de marca.

Al tener esto en claro, puedes crear los valores, visión, misión y la historia de tu marca con precisión.

A raíz de todo eso es que puedes tener una base para desarrollar tu negocio.

2) No hay claridad en la marca

No hay claridad cuando no se deciden los valores, visión, misión e historia. 

Si no tienes bien definido esto en realidad no podrás crear una marca sólida. Recuerda que las marcas son sentimientos y aspiraciones, no solo un diseño. 

Al hablar de claridad también nos referimos a que tu mensaje es sencillo y se entiende sin que se tenga que analizar de más.

Recuerda que hoy estamos en constante exposición a cientos de mensajes 

¿Cómo destaca el tuyo? Haciéndolo llamativo y fácil de entender.

3) Diseño no profesional

Si llegaste a este punto e identificaste que tu marca no tiene claridad ni consistencia, lo más probable es que el trabajo en sí, los gráficos, tampoco tengan calidad. 

El diseño poco profesional no concuerda entre sí, no usa tendencias actuales, no se ven bien las imágenes. 

¿Qué puedes hacer para mejorarlo?

Invierte un poco en mejorar las fotografías, compra programas de diseño o al menos, descarga plantillas para que tu solo tengas que adecuarlas a tu marca. 

Los puntos donde tienes que checar que tus diseños estén actualizados son en tu sitio web y en tus redes sociales, después, en la papelería como tarjetas de presentación o firmas de correos electrónicos. 

4) Diferencia entre la voz de tu marca, tus gráficos y tu personalidad

La inconsistencia de los puntos anteriores puede hacerte sentir que tu marca no te representa. 

Es muy común escuchar a emprendedores decirlo ya que empezaron el trabajo y solo se concentraron en vender, lo cual no es malo, pero en cierto punto no tener una marca establecida crea la diferencia entre crecer o estancarte con los mismos números por años.

La voz de tu marca se refiere al tono en el que hablas con tus clientes a través de tus publicaciones o anuncios y también a qué es lo que promocionas. 

Por ejemplo, la voz de una marca de maquillaje puede ser juvenil y de aceptación a uno mismo, pero también puede ser de elegancia y felicidad en haber vivido muchos años. 

Una marca por supuesto va enfocada a adolescentes y la otra a mujeres adultas y cada mercado implica diferentes productos, diferentes estrategias de comunicación y diferente branding. 

5) Mensajes o promesas que no cumples

Que la gente empiece a notar una mejoría sobre los puntos anteriores es sencillo y te lleva pocos meses, pero mejorar la credibilidad de una marca que dice algo que no cumple… te puede llevar años en arreglarlo.

La confianza en una marca es lo que al final buscas generar cumpliendo todos los puntos anteriores y si la promesa de tus productos/servicios no era lo que en verdad obtenían tus clientes es momento de cambiarla por algo real. 

Muchos emprendedores quieren vender productos de alta gama cuando lo que ofrecen son de mediana gama y está bien, no pasa nada si tu producto es de mediana calidad… hay gente que busca algo así. 

Recuerda que hay muchos tipos de compradores, mira en cual tu producto encaja y comparte la verdad. 

Conclusión

Tu marca debe significar algo más profundo que solo un diseño bonito. Cómo lo mencionamos, las personas compran porque se identifican con algún sentimiento o historia, también para suplir una necesidad que, de igual forma, siempre está ligado a un sentimiento. 

¡EMPIEZA YA!

-Analiza tus redes sociales y tu página web ¿no estas satisfecho con el branding que maneja tu marca?

-Inspírate. Busca en tu competencia o en cualquier otro negocio como manejan la imagen de su marca y toma nota de lo bueno.

contactanos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *