Que es el Branding Emocional

que es el branding emocional

Cómo conectar y no solo vender: Branding Emocional

Lejos están los días en que éramos fieles a una marca solo por ver un anuncio en el periódico o televisión. 

Con tantas ofertas nuevas en el mercado, el éxito de un negocio ya no radica en poder producir o no, si no en venderlo. 

Las personas están conectando con las marcas en un nuevo nivel, y están dejando de voltear a ver a los negocios que siguen viejas técnicas de ventas.

Si logras que tu marca conecte con tu cliente en un nivel emocional la lealtad y el lazo será más fuerte que cualquier oferta que anuncies. 

¿Qué es el branding emocional?

Construir la voz de una marca que llegue directo a los sueños, aspiraciones y emociones de los consumidores. 

Es más fácil que empieces tu pitch de ventas a través de una frase emotiva que compartiendo las características y maravillas que hace tu producto/servicio.

Por ejemplo:

Cuando buscas una laptop es más común que las personas te pregunten si pueden abrir muchos programas a la vez, que cuantas fotos pueden meter en la memoria o que tan buena es la calidad de la pantalla. 

El consumidor promedio de una laptop no conoce cosas tan técnicas como memorias, RAM, gigas, procesadores, tarjetas gráficas, etc.

Si comienzas diciendo que con esa laptop ellos podrán escuchar música mientras tienen mil páginas en internet abiertas y otros 3 programas corriendo… escucharán tu propuesta. 

En este caso puedes apelar a la comodidad de tener un equipo portátil, a que ellos serán los primeros entre sus conocidos en tener algo tan avanzando, en que al momento en que se sienten a trabajar todo les será más fácil. 

Se trata de emociones y no discursos fríos.

¿Cómo construir la voz de tu marca?

1.- De consumidores a personas.

 No promuevas tus anuncios desde una perspectiva superior al consumidor, es decir, no hables de marca a consumidor, habla como un consumidor que ya probo el producto y lo está recomendando a la gente que no lo conoce. 

Esto no quiere decir que relajes el lenguaje si crees que tu marca es seria y formal, si no que expongas situaciones muy cotidianas para que la persona que necesite tu producto se sienta identificado.  

La voz de tu marca se escuchará en la publicidad, en tu sitio web, en como tus vendedores reciben al cliente y que es lo primero que le dicen. 

2.- De vender un producto a vender una experiencia

Crea una memoria emocional al momento de que están adquiriendo tu producto/servicio.

¿Con qué palabras fueron recibidos? ¿Qué vieron al momento de entrar a tu tienda/sitio web? ¿Qué sorpresa encontraron al abrir su paquete?

Satisfacer la necesidad se basa en el precio y en la conveniencia que los clientes vean en tu producto/servicio, pero la experiencia de comprar el producto agrega valor y ayuda a posicionarte en otros tipos de mercados. 

3.- De honestidad a confianza

Fomentar la confianza en el cliente significa estar años en el mercado y probar compra tras compra que todo lo que anuncias que pueden encontrar en tu marca, es cierto. 

Se requiere de esfuerzo y de saber darle continuidad a todos tus clientes. Recuerda que es más fácil volver a venderle a alguien que ya te compro algo previamente a conseguir un nuevo cliente, esto se logra con la confianza. 

4.- De calidad a preferencia

Para mantenerte en el mercado se necesita calidad, o al menos que la relación precio/calidad concuerde. 

La calidad constante y mejorada con los años construye preferencia en los consumidores. 

5.- De notorio a aspiracional

Comienza dando de qué hablar, a tus clientes y a tu competencia, se notorio. 

Tu propuesta de valor te puede ayudar mucho para resolver esto. 

¿Cómo una empresa pasa a ser un referente a la que otros emprendedores voltean a ver y sueñan con algún día llegar a ser?

Creando mensajes muy comunes y fáciles de familiarizarse, según cada tipo de cliente, además de haber logrado todos los puntos anteriores.

6.- De comunicación a diálogo

Las redes sociales te pueden ayudar a fomentar esta parte. 

Lanzar solo campañas de publicidad es solo comunicación, estar al pendiente de los comentarios, dudas, sugerencias y responder a clientes, es diálogo. 

Si no escuchas lo que la gente dice al respecto de tu marca, ¿cómo puedes mejorar? 

7.- De brindar un servicio a crear una relación

Todos los puntos anteriores te llevan de ser un negocio más en el mercado que brinda cierto producto/servicio a tener una relación más cercana con los consumidores y ser líder.

El objetivo final del branding emocional es este último punto. 

Conclusión:

El cambio de enfoque de todas las palabras que te mencionamos arriba implica un gran esfuerzo de cualquier marca que quiera fortalecer verdaderamente su negocio y busque perdurar por años en el mercado. 

Para comenzar a trabajar en algo grande muchas veces no solo se necesitan intenciones y ganas, también un cambio de mentalidad.

Si comienzas a aplicar cada uno de los puntos para nutrir más a tu marca verás que en algunos años será un referente de todo lo bueno que quieres representar para tu mercado. 

¡EMPIEZA YA!

Si apenas estas comenzando tu negocio, encuentra una propuesta fuerte y clara, es una base importante para aplicar todos estos puntos. 

Crea una experiencia de compra, es momento de que te pongas creativo y comiences con una lluvia de ideas para mejorar esta parte. 

Dales seguimiento a tus clientes en todos tus puntos de contacto, físicos y digitales. Si no tienes suficiente tiempo, contrata un community manager.

contactanos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *