¿Debo usar emojis en mis correos electrónicos?

¿Debo usar emojis en mis correos electrónicos?

¿Debo usar emojis en mis correos electrónicos?

¿Has escuchado la frase: un emoji vale más que mil palabras?
Bueno, nada más preciso para describir lo que ocurre con la comunicación en las redes sociales. ¿Pero qué tan efectivos pueden resultar los emoticones en los correos electrónicos?


Para ir despejando dudas desde un principio, sólo reflexiona si de repente te encuentras con dos mensajes en tu bandeja de entrada, uno con todo el formato tradicional y otro muy colorido con emojis, ¿cuál te llamaría más la atención y abrirías primero?


Con este artículo queremos ayudarte a despejar tus dudas, y no sólo eso, sino darte herramientas para que tengas una mejor comunicación usando los famosos y divertidos emojis en tus correos y comunicados, por más formales que estos sean.

ACAPARADORES DE ATENCIÓN

Los correos electrónicos nacieron y se desarrollaron en base a textos muy formales y predecibles. Pero en años recientes el uso de emojis marcando los boletines o comunicados le han agregado un toque humano y divertido.

En el 2016, por ejemplo, la cadena de noticias estadounidense CNN creó emojis para identificar a los candidatos a la Presidencia de los Estados Unidos, y pudieron ser usados por los ciudadanos para tuitear o mandar un mensaje electrónico con el rostro de su candidato favorito.

Pero con todo y que cada vez es más común ver emojis en los emails, no todos saben cómo usarlos e incluso interpretarlos.

Quizá seas de los que piensan que estos símbolos le restan seriedad y profesionalismo a tu empresa o marca, ¿pero te has puesto a pensar que si no los usas difícilmente destaquen ante los ojos de tus potenciales clientes?

Las campañas de email marketing definitivamente no son tales si no van acompañaras de un buen uso de estas figuras.
El primer paso para que funcione una campaña de ese tipo es atrapar la atención de los destinatarios, y nada mejor que un comunicado atractivo.

EVITA EL ROLLO Y DEJA LA CHAMBA A LOS EMOJIS

Es común que en las campañas de publicidad o marketing los responsables quieren abarcar lo más posible y contar todas y cada una de las virtudes del producto o servicio que se ofrece.

Y la verdad tanto rollo termina por abrumar, y el destinatario por lo regular tiende a tirar el arpa a mitad de camino o incluso ni entra a leer.

Los emojis no sólo atrapan visualmente, también te hacen la chamba al ahorrarte tanto rollo, ya que transmiten ideas y conceptos de la forma más divertida y amigable.

Estos símbolos son muy fáciles de usar y su aprovechamiento te permitirá transmitir experiencias y emociones, y por supuesto, posicionar mejor a tu negocio. Recuerda que hay estudios que demuestran que la gran mayoría de las decisiones de compra nacen desde el ámbito emocional.

¡ADÁPTATE!
Si las redes sociales dominan el internet, y si en las redes sociales los reyes son los emojis, es lógico que los correos y comunicados electrónicos deben también adaptarse a esos usuarios, ¿no crees?

La gente está familiarizada con esos formatos y por eso hay que apostar a la inclusión de los emoticones en los mensajes. Incluso esas figuritas pueden conducirte a clientes difíciles de captar: los Millenials.

¿DÓNDE LOS PONGO?

A) LÍNEA DE ASUNTO

En un correo o boletín electrónico, los emojis pueden ocupar distintos sitios, pero vamos a empezar por la línea de asunto.

Es este espacio en la bandeja de entrada el ideal para encontrar una carita sonriente o de urgencia. Sólo toma en cuenta que la línea de asunto es muy corta, de pocos caracteres, y que un emoji puede ahórrate palabras. Además, como ya te lo mencionamos al principio, estas figuritas te ayudan a llamar la atención hacia tus mensajes.

Al ver emojis en los correos, los destinatarios inmediatamente pueden interpretar que no se tardarán tanto en leer o revisar este tipo de mensajes. Además, los emoticones no son reconocidos como spam 😉

B) EN EL CUERPO DEL TEXTO

En lo que ya es el texto del correo o comunicado, la regla general es no abusar del uso de los emojis.

Y cuando se trata de marketing, se tiene que ser selectivo y preciso. Si se excede en el uso de estas figuras, puede resultar abrumador y hasta fastidioso, originando un efecto negativo.

Obviamente hay que seleccionar los emojis de acuerdo al tipo de destinatario o cliente. habrá segmentos serios a los que de plano hay que reflexionar si es correcto mandarles emoticones que inviten a bailar o a portarse mal.

Identifica los diferentes segmentos y realiza pruebas para identificar que emojis son los más adecuados para cada uno.

DÓNDE ENCONTRAR LOS EMOJIS

Para poder hacer campañas por correo de marketing con emojis, primero hay que tener una gama amplia de estos pictogramas.

La buena noticia es que cada vez hay más plataformas que ofrecen estos símbolos con todas sus variedades.
La mala noticia que hay para los emojis en correo electrónico hay dos obstáculos que hay que superar: uno es la pantalla, ya que estos símbolos se renderizan de forma diferente y cada uno se presenta como un simple código, es decir, tu pueden enviar una carita feliz con una apariencia diferente a cómo le saldrá al destinatario.

El segundo problema es que los sistemas operativos soportan emojis de forma diferente, mientras que por ejemplo Windows 8.1 y MacOS los interpretan perfectamente, Windows y los muestra en blanco y negro, y ni qué decir de Windows XP, que sólo muestra un rectángulo hueco.

Pero no te desanimes por estos dos escollos, porque por ejemplo Gmail, súper popular en los correos electrónicos, admite emojis sin importar de dónde vengan.

Enseguida te daremos algunas plataformas que te darán un montón de emojis y que te ayudarán a despejar más dudas.

1.- Fsymbols
Te ayudará a solver tus dudas de cómo poner los emojis en los asuntos de los correos. Verás como una tarea complicada se hará demasiado fácil.

Ahí encontrarás un panel con todas las opciones posibles de símbolos, que están separados por categorías.

Al momento de decidirte por un emoji, sólo tiene que hacer clic en él y se copiará al portapapeles. Sólo restará pegarlo en el asunto de tu correo o comunicado.

2.- Mega Emoji
Este portal ofrece todo tipo de emoticones para que les des copy-paste.
Podrás pegarlos dónde quieras, pero recuerda que tienes que estar al pendiente de que el usuarios los visualice correctamente. En el ¡pad y el iphone los símbolos a veces cambiar por la palabra emoji. Es importante tomar muy en cuenta.

Y por ejemplo, Outlook 2003 no permite emojis. Es una barrera que impide a muchas empresas usar los iconos en sus mensajes electrónicos.

3.- i2ymb
Esta plataforma no ordena los emojis por categorías, pero de todas formas su uso es sencillo. Todos los símbolo aparecen en un único panel. Sólo copia y pega la figura.

4.- Copypastecharacter
Proporciona infinidad de emoticones, símbolos númericos, clásicos, matemáticos, letras del alfabeto, etc. Con esta gama lo único que resta es que hagas uso de tu creatividad y originalidad.

LAS BUENAS PRÁCTICAS DE USO DE EMOJIS

Es indispensable que determine en qué medida puedes usar los emojis para tu negocio. Al margen de dónde los ubiques, nunca será bueno abuses de ellos.

Aquí uno consejos rápidos para su uso adecuado:

A) No usarlos en exceso
No pongas los emojis nada más porque sí, antes tienes que estudiar o adentrarte aunque sea un poco en el perfil del destinatario para saber qué tantos y cuáles símbolos puedes incluir.

B) IDENTIFICA LAS PLATAFORMAS O CORREOS

Como te lo explicamos más arriba, la visibilidad de los emojis varía de acuerdo a pantallas y sistemas operativos. Analiza el tipo de gestores y dispositivos desde los que se conectan tus suscriptores y si encuentras quienes tienen programas no compatibles, lo mejor es no usar los símbolos.

C) HAZ PRUEBAS

Mide en campañas si el uso de emojis no están convenciendo a cierto público, si es así, mejor ya no los uses en ese segmento o valora si estás usando los equivocados.

Conclusión:
Los emojis pueden enriquecer tus correos y comunicados electrónicos, evitando los largos rollos y haciendo más divertidas y concretas tus campañas de marketing.

Además de que también dan personalidad a tus mensajes, son infalibles a la hora de atrapar la atención de los destinatarios.

Eso sí, nunca abuses de estas figuras, por más adorables e irresistibles que sean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *