Como ahorrar para emprender un negocio, iniciar un negocio sin dinero

Como ahorrar para emprender un negocio

crece tu negocio con tus ahorros

Alternativas para iniciar un negocio sin prestamos

Todos podemos tener una gran idea de negocio, pero suele suceder que esas ideas se quedan en solo deseos ya que siempre hace falta un gran pero….. El Capital para echar a andar esa gran propuesta.

Una de las costumbres más arraigadas entre quienes emprenden un negocio es hacerlo mediante la obtención de créditos bancarios e incluso a través de préstamos de familiares y amigos. No estamos diciendo que eso esté mal, pero lamentablemente, en gran parte de los casos, ese suele ser el principio del fin de la empresa.


Si la aventura empresarial no tiene éxito y se agotan los recursos, el emprendedor no sólo se queda con esa frustración, sino con la incapacidad de un segundo intento por tener una deuda a cuestas y que tendrá que solventar, antes que nada. De ahí la importancia del ahorro antes de abrir tu propio negocio.

El estándar recomendable es tener un guardadito equivalente a 6 meses de tus gastos, pero si no sabes cómo, aquí te ayudamos.


1.- EVITA LOS GASTOS INNECESARIOS
Lorenzo Servitje, fundador de Bimbo, la panificadora más grande de México, se convirtió desde los 16 años de edad en un emprendedor exitoso.

Y gran parte del crecimiento de su empresa se originó en lo que para él era un modo de vida: la austeridad.

Por considerarlos gastos innecesarios, nunca viajó en avión privado, ni tuvo oficinas lujosas. En pocas palabras, privilegió las inversiones en el negocio, antes que en su propia persona.

Esta filosofía bien que encaja en las reglas básicas para un emprendedor.

Se aconseja que ahorres entre el 10 y 20 por ciento de tus ingresos netos, lo que quizá te orille a recortar gastos en cenas, cine, vacaciones, etc., pero te aseguramos que valdrá la pena.

No olvides anotar los gastos que haces diariamente, ya que ello te dirá cuánto te estás ahorrando por esos pequeños lujos eliminados. ¡Ah!, también toma en cuenta suprimir las fugas de dinero que representan esas compras hormiga, como el café por la mañana, el refresco por la tarde o las galletas de la merienda, entre muchas otras.

Verás que más pronto de lo que imaginas tendrás los fondos propios suficientes para emprender tu negocio, y hasta un colchón en caso de que en los primeros meses no tengas el rendimiento esperado en la empresa.

2.DEFINE CUÁNTO NECESITAS… ¡Y NO TOQUES TU AHORRO!

Para emprender tu negocio, tienes que elaborar una estrategia financiera que te diga cuánto dinero necesitas juntar y por cuánto tiempo.

Lo aconsejable es que abras una cuenta bancaria con un plan que te permita disponer lo menos posible de ese dinero. Es decir, escoge un plazo razonable para llegado el momento, puedas invertirlo en tu negocio.
No solicites tarjetas de débito, ya que es un riesgo que no debes correr si lo que realmente quieres es ahorrar.

La excepción será cuando necesites capital para los primeros pasos de tu empresa.
Si quieres adentrarte en el tema financiero para planear mejor, no es necesario que acudas a la Universidad. En las librerías podrás encontrar textos que de seguro te orientarán y te ayudarán a conseguir el éxito.

3.- A TRABAJAR SIN DESCUIDAR EL AHORRO

Si ya iniciaste tu negocio, excelente, es importante que tomes en cuenta varios aspectos para mantener una armonía financiera.

Por ejemplo, si tu esposa o la pareja con quien vives tiene una fuente de ingresos, úsenla para el mantenimiento del hogar durante los primeros meses de la empresa. Privilegia tus ahorros para cualquier inconveniente como el pago de la nómina o la adquisición de productos para el negocio.
Lo ideal es tener fondos para mantenerse de esa forma entre 1 y 2 años.

Otra opción es que si tienes una profesión u oficio, puedes ofrecer tus servicios para generarte otros ingresos mientras se desarrolla tu empresa.

Aunque serás el dueño, asígnate un sueldo y no tomes más allá de esa cantidad para tu gasto personal.

Si el negocio tiene éxito, que muchas veces llega más rápido de los esperado, tu inversión crecerá exponencialmente.

4.- SI TIENES ESPACIO, ¡ÚSALO!

Si tienes tu propia casa o si incluso la rentas, es recomendable valorar si en ella tienes suficiente espacio para acondicionar tu oficina, ya que esto te quitará de entrada un fuerte gasto.

Ten por seguro que a muchos de tus clientes lo que verdaderamente les importará será el servicio y el producto. Es una buena estrategia para los primeros meses de tu empresa. Ya después podrás rentar o comprar la oficina de tus sueños.

5.- USA LAS REDES SOCIALES

Con cada vez más millones de personas usando el internet y las redes sociales, es más que importante que hagas uso de ella para posicionar tu marca.

Los medios digitales son efectivos y rentables, tomando en cuenta que permiten invertir en grandes audiencias, en las que hay infinidad de potenciales clientes.

EN RESUMEN:

Inicia los ahorros para tu objetivo de empresa, eliminando de tus hábitos los gastos innecesarios. No toques esos recursos a menos que sea para invertirlos en el negocio.

Haz un registro de tu actividad financiera diaria y evalúa cada gasto antes de hacerlo, y elabora un plan que te permita saber cuánto necesitas para iniciar tu empresa.

¡Y por favor! No te endeudes. Recuerda que las segundas oportunidades para un negocio dependen mucho de que no tengas pasivos.

También acuérdate que, ya instalado en tu empresa, debes checar muy bien a la competencia para saber qué está haciendo mal para no replicarlo, y qué está haciendo bien para imitarlo o mejorarlo.

¡EMPIEZA YA!
Aquí tienes tres consejos rápidos y útiles para emprender tu negocio:
1.- Elabora un plan de negocios.
2.- Empieza por asignarte un sueldo
3.- Estudia la competencia

contactanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *